sábado, 14 de abril de 2012

Hoteles en Dublín: el Jurys Inn Parnell Street


El pasado puente de Todos los Santos estuvimos de viaje en familia en Dublín. Desde la última vez que escribí en estas páginas, el modo de viajar ha cambiado mucho. La cuestión de viajar con dos niñas pequeñas lo cambia todo y, entre otras cuestiones, hace que encontrar un alojamiento sea una tarea más ardua que si viajas solo.

Las condiciones que en nuestro caso consideramos importantes para escoger hotel son: que sea más o menos céntrico y de fácil acceso desde el aeropuerto y que no suba su precio en exceso por el hecho de compartir habitación con dos niñas.

Al final, encontré que la cadena hotelera Jurys Inn, con hoteles en distintas ciudades europeas, cuenta con tres hoteles en Dublín y sus habitaciones estándar son lo suficientemente amplias para albergar un sofá cama en el que pueden dormir sin incremento de precio dos niños pequeños (menores de 12 años).

De entre los tres hoteles disponibles, el más barato era el Jurys Inn Custom House, pero después de pedir consejo a varios conocedores de la ciudad (muchas gracias a Rubén Marcos de Voy a Internet), supimos que las mejores opciones en cuanto a localización eran el Jurys Inn Parnell Square (junto a la plaza del mismo nombre, al norte del río) y el Jurys Inn Christchurch, en la parte sur, junto a la catedral Christchurch.

El precio entre estos dos hoteles era bastante similar, aunque sufrían variaciones con el transcurso de los días. Finalmente, nos decidimos por el Parnell Street, un poco menos céntrico pero en una calle más tranquila y muy bien conectado con el aeropuerto.

Una vez recorrido Dublín, comprobamos que efectivamente el Custom House estaba más alejado del centro, y aunque si viajas solo puede ser una opción más económica, será con la condición de tardar algo más en llegar al centro. Y eso cuando vas con niñas pequeñas cuenta mucho...



La habitación en el Jurys Inn Parnell Street no era excesivamente amplia, pero lo suficiente para movernos con comodidad incluso con el sofá cama abierto, maletas, cochecito... Tuvimos suerte con la localización hacia el patio interior del hotel, muy tranquilo. Contaba con cafetera y todo lo necesario para hacer té o café. Necesitamos servicio de habitaciones en una ocasión y fueron rápidos y eficientes.

Los mayores inconvenientes: no incluye wifi gratis (ese error incomprensible tan extendido aún en los hoteles que se precian) y el precio e este servicio es bastante elevado: 10 euros por disfrutar de la conexión a Internet. El desayuno tampoco era barato, y las niñas pagaban, por lo que decidimos desayunar en el bar situado justo enfrente del hotel, The Kingfisher, con un desayuno tradicional irlandés (o medio si no puedes con el full) bastante bueno y unos espectadores interesantes desde sus peceras cada mañanaas.

Respecto al precio, al ser las fechas tan destacadas con la celebración de Halloween, rondaba los 100 euros por noche, pero en temporada baja se pueden encontrar precios mucho más interesantes.

El autobús 16A desde el aeropuerto de Dublín tiene una parada en Parnell Square (colindado con Parnell Street, muy cerca de Jury's Inn). El precio, unos 6 euros (los niños pequeños no pagan). Los autobuses azules de la empresa Aircoach, que comunican el aeropuerto con Ballsbridge y Donnybrook (en el sur de la ciudad), paran en los principales hoteles y calles del centro de Dublín. La parada más cercana sería la primera de O'Conell Street.

En fin, que acabamos bastante contentos con nuestra estancia en el hotel Jurys Inn Parnel Street en Dublín, y si volvemos a la ciudad probablemente lo consideraríamos otra vez entre nuestras opciones. Eso sí, si viajamos solos me gustaría probar la experiencia típica de un bed & breakfast.

Web oficial: Jurys Inn Dublin
Más información: Viajar a Dublín: los preparativosDublín gratis
Entradas relacionadas: El hotel Morny Saint Lazare en París

No hay comentarios: